Cuida tu salud

Consejos para empezar con el método Pilates

En los últimos tiempos hemos visto como todo el mundo que quiere ponerse en forma habla del método Pilates. Yo tardé mucho en darme cuenta que no iba a ningún lado con el ritmo de vida y las costumbres tan poco saludables que llevaba. Una compañera de trabajo me animó a buscar con ella un centro de entrenamiento y al final encontramos a evolutio.fit, que nos gustó mucho cuando acudimos a informarnos y además estaba en Villaviciosa, con lo que solo teníamos que tomar el coche y en 5 minutos estábamos.  Ellos se encargan de ponerte en forma con Pilates, todo tipo de entrenamientos y vigilan tu nutrición.

Al final, me conciencié que yo sola no podía cambiar y necesitaba un poco de impulso.  El método Pilates está especialmente indicado para trabajar, tanto la musculatura lumbar como la pélvica. Es un método bastante bueno a la hora de rehabilitar varios tipos de lesiones y así trabajar el suelo pélvico

Estamos hablando de una práctica que está muy de moda y multitud de centros y gimnasios se han subido al tren sin que tengan en muchas ocasiones los monitores debidamente preparados que necesitan. En caso de que quieras hacer pilates para fortalecer o realizar la rehabilitación de la musculatura pélvica, te doy algunos consejos prácticos que hay que tener en cuenta para apuntarte a las clases.

Realmente no todos los monitores de pilares ni en la totalidad de los centros conocen qué es el suelo pélvico ni cómo se puede integrar en la actividad física. Lo mejor es ir a una clase de prueba antes de que se consolide tu matrícula y en caso de que el monitor o la monita añadan la contracción del suelo pélvico a los ejercicios es que estás en el sitio correcto como nos pasó a nosotras.

No es necesario que quien imparta las clases de pilates sea fisioterapeuta, pero si que debe estar cualificado y contar con conocimientos sobre suelo pélvico. Algo que me parece importante es que no haya muchas personas en clase. Una clase con 15 o 20 personas no es lo más recomendable, puesto que ahí es imposible que sean personalizadas, que es algo importante a la hora de hacer pilates.

Tienes que tener en cuenta que si quieres fortalecer los músculos del suelo pélvico lo ideal es poder preguntar y que te atiendan con atención. Por lo tanto, lo ideal son clases de entre 1 y 5 personas. Esto como es lógico, no siempre lo ofrecen todos los centros, ahí tú decides.

Pilates tiene muchas ventajas, pero antes de prácticarlo puedes ir a un especialista para que te aconseje

En caso de que puedas elegir, es bastante mejor hacer el trabajo en máquina que en suelo. El precio es mayor, pero el riesgo de contraer malas posturas es bastante menor. En caso de que tengas pérdidas de orina, lo mejor es que antes de apuntarte a pilates acudas antes a un profesional que analice el estado de tu suelo pélvico. Si cuando realizas los ejercicios, no sientes la contracción del suelo pélvico, también será una señal inequívoca de que tienes que acudir a un especialista.

En el caso de que esté embaraza o estés en el siempre complejo proceso de menopausia, el pilates también es muy recomendable, existiendo diferentes ejercicios adecuados para cada mujer.