Natación, un buen ejercicio de cardio

Natación, un buen ejercicio de cardio

swimmer-659906_640

Uno de los mejores ejercicios de cardio que además cuidan del resto de tu cuerpo es la natación. No todo el mundo tiene la posibilidad pero a quién pueda le recomiendo que tenga una piscina en casa, si tiene un campo o si vive en una casa con terreno suficiente donde construirla o instalarla. Una de las maneras más baratas de conseguirlas a través de una buena empresa así que yo os recomiendo las piscinas prefabricadas de la empresa DTP porque siempre hacen un trabajo impecable y al ser prefabricadas se abaratan mucho los costes.

Pero ¿por qué recomendamos esto? La natación tiene muchos beneficios porque es uno de los deportes más completos que hay y con menos riesgo de lesiones.  La natación, por ejemplo, no afecta a las articulaciones como sí lo hacen otros ejercicios de cardio, puesto que la flotar el propio peso del cuerpo no recae en ellas.

Se trata de una actividad de resistencia que aumenta tu fortaleza y tu fondo físico porque te obliga a moverte continuamente. Si te das cuenta, tanto si estás nadando hacia adelante como si pretendes quedarte quieto se sigue realizando ejercicio aeróbico constantemente porque no dejas de moverte con el fin de no hundirte y esto es beneficiosos para los sistemas cardiovasculares y respiratorios. De este modo se ejercita el corazón con suavidad, porque no hay movimientos bruscos dentro del agua, y se favorece la circulación de la sangre situada, sobre todo, en las piernas, gracias a la alternancia de contracciones y descontracciones musculares.

Obviamente no todo el mundo tiene la capacidad económica o el espacio para instalarse una piscina a la que tener acceso a diario pero pensad en las posibilidades. Los que vivan cerca del mar tienen la playa, y no penséis sólo en el verano, porque si de verdad quieres practicar este deporte puedes adquirir un neopreno (que los hay muy asequibles) con el que podrás prácticas este deporte todo el año porque mantiene la temperatura del cuerpo incluso en invierno a pesar de estar en el mar. Y los que no vivan cerca del océano siempre pueden comprar bonos de baños en las piscinas municipales de su ciudad así que, realmente, no hay excusas para practicar este deporte tan beneficioso.

Además, de todo lo dicho anteriormente, la natación previene lesiones e incluso las trata porque se fortalecen prácticamente todos los músculos, lo que repercute, por ejemplo, en una mejor postura corporal y en la prevención de dolores de espalda. También es beneficioso para las articulaciones, debido a que ejercitamos tendones y ligamentos, lo que aumenta la flexibilidad y, al fin y la cabo, la calidad de vida.

Y ahora la parte más superficial pero que a muchos de nosotros también nos interesa.  Gracias a la natación y al hecho de ejercitar todo el cuerpo puesto que podemos trabajar las piernas, el torno, los brazos, las caderas… es decir, todo, podemos moldar nuestra figura aunque para ello debes tener en cuenta algunos factores:

  • Si nadamos a crol o de espalda lo que más trabajamos son los brazos y los glúteos, abdominales y pectorales. Es decir, el torso superior.
  • Nadar de braza y mariposa potencia más el movimiento de brazos y piernas, aunque sigue trabajando también el tronco superior.

Y así con otros modelos de natación o de gimnasia en el agua.

Deja un comentario