Por qué te duelen los dientes si no tienes caries

Por qué te duelen los dientes si no tienes caries

Llegará el día en que miremos atrás, todas esas sonrisas que hemos compartido, y entonces sonreiremos una vez más. Son momentos como ese los que hacen que la vida valga la pena. Sabias palabras de Nadège Richards, autora de la serie Bleeding Heart y de la saga Bionics. Artista abstracta y diseñadora de libros.Sin duda, todo es mejor con una sonrisa, pero lo cierto es que no siempre es posible. Infinidad de razones, muy a pesar nuestro, nos lo impiden. Puede que te despiertes con una sonrisa de oreja a oreja, pero a veces hay algo que te jode el día. Y no todo el mundo tiene la fortaleza de ánimo de un estoico, un escéptico o un epicureo, y las cosas, por más que uno lo intente, acaban por afectar.

Pero si hay algo que de verdad impida el brote de una sonrisa, es el dolor. Es muy difícil, por no decir, imposible, sonreír cuando algo duele, y si lo que duele son los dientes o encías, pocas personas son capaces de mostrar una sonrisa sincera. Y es que el dolor de piños es sin lugar a dudas uno de los peores que hay. Es una zona muy sensible y cualquier cosa, puede provocar que el dolor se intensifique. Llega un momento, en que ningún analgésico, por muy potente que sea, consigue acabar con el dolor.

Los insoportables dolores bucodentales y sus causas

No sé si te ha pasado a ti, pero cuando se extrae una muela del juicio, se corre el riego se sufrir alveolitis dentaria, una infección más frecuente asociada a una extracción dentaria, especialmente en las muelas del juicio, y se asocia con la mala higiene bucal y la nicotina. Por eso, tras una extracción se recomienda no fumar y enjuagarse bien la boca con un colutorio oral.

La alveolitis húmeda o supurada o bien seca , también conocida como «Dry Socket», esto es, o hay presencia de pus. En el caso de la alveoitis húmeda o supurada, esta se produce a causa de una

infección del coágulo y del alvéolo, que sangra. La cusa de esta infección es la reacción ante un cuerpo extraño en el interior del alvéolo, como esquirlas óseas, restos dentários, obturaciones… Cuando es una alveolitis seca o no purulenta, el dolor del nervio afectado es insoportable y se produce en cualquier estructura susceptible de provocar presión.

Pero sea por la razón que sea, lo cierto es que el dolor de dientes es razón suficiente para ir al dentista y no siempre es provocado por la caries, ya que existen otras patologías dentales que requieren un tratamiento concreto. Así lo aseguran en la clínica dental Gabel, que apuesta por la la prevención para evitar los posibles problemas de dientes y encías, que a día de hoy constituyen un serio problema de salud público que puede afectar a la salud integral del organismo y son responsables de otras enfermedades, sobre todo cardiovasculares o cerebrovaculares. Es por esto, que esta clínica dental en Móstoles, hacen hincapié en el cuidado bucodental diario, así como en la necesidad de acudir al dentista cada 6 meses, para poder tener una boca sana y una sonrisa blanca y reluciente, como de película. Porque el diagnóstico precoz solo es posible con un control, con un seguimiento por parte del odontólogo/a. Además, esto evitaría gastar importantes sumas de dinero, al alargar de manera significativa el tiempo de vida natural de los dientes y las muelas.

Muchas personas piensan que los diente duelen únicamente cuando hay caries, y no pueden estar más equivocadas. A continuación, te decimos por qué, a pesar de no tener dientes y muelas picadas, pueden dolerte.

Causas del dolor de dientes sin caries

Estas son las principales causas del dolor de dientes, sin necesidad de que haya caries.

  1. Sensibilidad dental o hiperestesia dentinal.
  2. Muelas del juicio.
  3. La inflamación de la encía o gingivitis puede originar una sensación dolorosa en los dientes.
  4. La periodontitis y la retracción de la encía.
  5. Abscesos, una infección bacteriana y que pueden generar la pérdida de material ósea..
  6. Bruxismo o tensión muscular en la articulación temporomandibular. También puede darse la hipersensibilidad por bruxismo, como respuesta al frío o a los alimentos dulces.
  7. Problemas de la articulación temporomandibular, que puede afectar al nervio trigémino.
  8. Enfermedades del área facial.

No lo olvides, si sientes dolor en tus dientes o muelas, acude al dentista, aunque no tengas caries, puedes tener otro problema bucodental.