Cuida tu salud

Cómo prevenir el bruxismo. Causas y soluciones

El bruxismo es una conducta involuntaria consistente en apretar o rechinar los dientesprovocan el desgaste de los mismos, y mucho dolore, por la sobrecarga muscular, este trastorno, afecta directamente a la estructura y apariencia dental, afeando y oscureciendo la dentadura. Generalmente se da durante el sueño, aunque también puede darse por el día. Cuando el bruxismo se presenta tanto de día como de noche, entonces, nos encontramos ante un problema serie, que de no tratarse a tiempo, podría llegar a cronificarse.

Las causas

Las causas del bruxismo, han sido extensamente estudiadas por los profesionales de la salud durante años, y solían atribuirse a problemas de mala mordida o de irritabilidad muscular. Hoy, se creen que los factores psicosociales, como la ansiedad, depresión y otros estados psicológicos, así como el abuso de alcohol, tabaco, medicamentos y drogas, estarían detrás de esta dolencia. Otras causas serían la mala alimentación, los malos hábitos posturales y/o de sueño, alineación dental inadecuada…

Aunque se han intentado varios métodos, entre los que se incluyen las férulas de descarga, la modificación de la conducta, técnicas de relajación e incluso, terapia de regresión, no existe en la actualidad un tratamiento específico que pueda controlarlo. Los profesionales de la salud, proponen un tratamiento multidisciplinar, como único medio de acabar con el bruxismo.

Por un lado, el paciente afectado por este trastorno, debe recibir el tratamiento dental adecuado, a fin de dejar de desgastar la dentadura. En muchas ocasiones, los dientes terminan por romperse y es necesario poner implantes. El diagnóstico temprano es fundamental en estos casos, señalan en Mesiodens, donde atiende numerosos de bruxismo. Mesiodens, es una prestigiosa clínica dental en León donde trabajan profesionales con amplia formación y conocimientos de los últimos avances en tecnología dental, ofreciendo un servicio de odontología integral que abarca: implantes, estética dental, prevención, ortodoncia, cirugía maxilofacial, periodoncia, endodoncia, apnea del sueño…

El bruxismo, es un trastorno doloroso, y la férula, puede reducirlo al evitar que los dientes superiores y los inferiores choquen entre sí, pero en algunos casos no consigue eliminar completamente el dolor de cabeza. El nervio trigémino, también puede verse afectado. En situaciones así, para evitar el horrible dolor que no responde a ningún medicamento, se están usando inyecciones de botox, a fin de paralizar el músculo, y evitar así la tensión.

Un/a psiquiatra, propondrá el tratamiento más indicado en cada caso concreto, mediante la aplicación, simultanea o no, de intervenciones psicoterapéuticas y farmacológicas. Así es como se trabaja en la consulta del Dr Hernández, convencido de que el tratamiento ha de dirigirse hacia el “núcleo” del trastorno, con el objetivo de obtener un rápido alivio de sus problemas, pero a largo plazo ofrecerá también al paciente el entendimiento de sí mismo, proporcionando un cambio positivo y duradero en su forma de ser y de relacionarse.

El bruxismo provoca una serie de problemas que afectan a la dentadura y a los músculos de la cara, produciendo dolores más o menos intensos.  Las terapias alternativas, como el yoga, el Reiki o incluso la acupuntura, pueden ayudar a relajar y destensar los músculos, generalmente contraídos por el estrés.

Los síntomas

Entre los principales síntomas del bruxismo destacan los siguientes.

  • Dolores más o menos intensos de oído y mandíbula
  • Neuralgia del trigémino
  • Problemas en la articulación temporomandibular.
  • Cefalea
  • Ansiedad, irritabilidad, insomnio
  • Tensión
  • Sensibilidad dental al frío o al calor
  • Sensibilidad al dulce

Como prevenirlo

El papel del paciente es también fundamental a la hora de tratar el bruxismo. No es suficiente con usar la férula, o acudir a terapia. Solo la ayuda combinada y constante, podrá acabar con el problema, o al menos, minimizar sus síntomas.

Los profesionales de la salud, hacen las siguientes recomendaciones:

  • Practicar ejercicios de relajación, yoga, meditación, Jackobson
  • Eliminar el dulce de la dieta
  • Evitar alimentos duros
  • Dormir al menos 7-8 horas diarias
  • Masajear la zona
  • Beber agua
  • Evitar las bebidas excitantes, así como el consumo de alcohol y drogas
  • Utilizar una férula de descarga
  • Cirugía (en casos extremos)

¿Crees que puedes padecer bruxismo?, ¿rechinas o aprietas los dientes al dormir?, ¿notas que aprietas tus dientes durante el día? Si es así, busca ayuda profesional.