Cómo elegir camas articuladas

Cómo elegir camas articuladas

Entre las soluciones más utilizadas para descansar y cuidar la salud, está el optar por una cámara eléctrica de tipo articulado en los dormitorios. Esta clase de camas fueron pensadas para los hospitales. Sus ventajas son importantes pues ayudan a que descansemos gracias a la reclinación que tienen en la zona de las piernas y tronco.

Se han hecho populares también por la gran cantidad de posiciones y movimientos que van a tener para nuestro cuerpo, donde van a ser de gran ayuda para que puedan moverse las personas que por motivos de edad o por alguna dolencia tienen la movilidad limitada.

Las camas articuladas de tipología eléctrica ayuda a que las personas de la tercera edad o que no puedan moverse, pueden ingerir alimentos o ver la televisión. Las podemos ver también en las camas de los geriátricos, puesto que se usan fácilmente.

¿Qué clases hay?

Camas articuladas eléctricas

Son las que mayor popularidad tienen, especialmente por lo fáciles que son de usar. Cuentan con un motor que está justo bajo el somier y podemos controlarlas con un mando. Cuentan con varias posiciones y planos a la hora de articularse, de tal manera que puedes adaptar la postura tal y como te guste.

Camas de hospitales y geriátricos

Están diseñadas para la recuperación de los enfermos o personas mayores que pasen demasiado tiempo acostadas en la cama. El somier eléctrico articulado le da la movilidad que necesita al paciente.

Canapés articulados abatibles

Son unas camas parecidas a las primeras, pues tienen motor y mandos para que se ponga el somier de tal o cual manera. Además también se pueden almacenar mucha ropa de cama o mantas.

Camas articuladas dobles eléctricas

Merece la pena usarlas si se comparte cama con otra persona.

Camas articuladas manuales

Se articulan, como su nombre indica, con un sistema manual de articulación, con manivela o click. Es de las opciones que menos se usan, pues la persona que se encuentre acostada tendrá que levantarse para modificar la posición de la cama, algo que a veces no se puede hacer y es otra persona la que va a tener que cambiar la posición del somier.

Todos coincidimos en que la elección de una cama articulada es una decisión de gran importancia, tanto para encontrarnos bien como para que descanse la persona en ellas.

Vamos a daros una serie de consejos para elegir camas articuladas:

Hay que pensar en quién va a usar la cama articulada

En este sentido no es importante ni el modelo ni las prestaciones, puesto que difieren según el usuario o el destinatario. Cuando la cama es articulada, la van a tener que usar de forma continua.

Esto hace que lo mejor sea el tener en cuenta el confort de quien la va a utilizar y también del cuidador de la persona. Si es para personas que están bien, lo mejor es optar por camas que sean ergonómicas.

La comodidad ante todo

En las camas articuladas se descansa mejor que en las de toda la vida. Mejor opta por una cama articulada eléctrica en lugar de una manual. Con el mando que llevan se pueden manejar las posiciones de forma muy cómoda.

La elevación

En caso de que se busque algo cómodo o adaptable, lo mejor es optar por las de hospital, que tienen más posibilidades de elevación.

Adaptables

Cuantos más planos tenga el somier, más adaptable va a ser, puesto que habrá mayores combinaciones. Las mejores son las que disponen de entre 4 y 5 planos. Para las camas que son de tipo hospital, lo mejor es saber que la va a poder utilizar sin problema.

Elegir el colchón

En estos casos, como recomiendan los especialistas en camas articuladas de Cuidaria, lo mejor es que se combine el somier articulado con un colchón visco. Si la persona cuenta con escasa movilidad y está muchas horas en cama, hay que completar el conjunto de descanso con colchones de los denominados antiescaras, con los que hay menos posibilidades de que haya úlceras debidas a la presión.

No olvidar nunca el servicio comercial y de post venta

No tenemos que olvidarnos que en el caso de que incluya el servicio de montaje gratuito a domicilio va a ser todo un valor añadido a lo que es la compra de la cama articulada. De esta forma se va a producir un montaje correcto y mejor funcionamiento después.

No hay que olvidarse de que la atención a la cliente para aclarar cualquier clase de duda es importante y que las garantías, tanto a nivel de producto como de compra es fundamental.