Cuida tu salud

Fumar no es solo perjudicial para tu sistema cardiovascular

Los efectos nocivos que padecen las personas que fuman con asiduidad son tremendos y todavía no tenemos asimilado del todo lo que nos puede llegar a pasar si no somos capaces de dejarlo o no podemos todo el empeño en hacerlo. La verdad es que no hay un vicio que tenga unas consecuencias peores para nuestra salud. El tabaquismo hace que mucha gente tenga en riesgo de sufrir un mortal cáncer de pulmón, problemas respiratorios y demás cuestiones asociadas a nuestra salud cardiovascular.

Pero estos no son los únicos peligros a los que se enfrentan los fumadores. Fumar también implica una serie de riesgos que tienen que ver con, por ejemplo, la salud dental de las personas. No es raro encontrarse con personas fumadoras que, a causa de su habitual contacto con el tabaco, tienen los dientes amarillos e incluso negros, como ya ha pasado en otras ocasiones. Este es el síntoma de una falta de higiene tremenda y que pone de manifiesto que fumar es mucho más perjudicial de lo que nos podemos llegar a imaginar.

España es un país en el que el tabaco se ha consolidado como uno de los vicios que más gente tiene. Un artículo publicado en El Periódico en 2015 aseguraba que nuestro país es uno de los que más fumadores tiene de la Unión Europea, lo cual deja clara la cantidad de riesgos que podemos llegar a padecer a causa de esto. Pese a que la tasa de fumadores se ha reducido desde el año 2012 dentro de nuestras fronteras, la verdad es que la cantidad de fumadores españoles sigue siendo un problema para las autoridades sanitarias.

Nos ha llamado la atención un dato que hemos visto en ese artículo y que aparece reflejado en el subtítulo: Grecia era el país con una tasa de fumadores más alta. Por otro lado, era Suecia la que disfrutaba de una tasa más baja. Es cuanto menos curioso que uno de los países con más poder adquisitivo de toda la Unión Europea tenga una tasa tan baja de fumadores y que, por el contrario, uno de los países que más problemas económicos ha venido padeciendo en los últimos años sea uno de los que destaca por su mayor adicción al tabaco.

Ojo al dato que os vamos a proporcionar a continuación: una falta de higiene bucal es una de las consecuencias que nos puede conducir a padecer un infarto de miocardio, algo que, como hemos, no solo puede ser debido al tabaco y a diferentes problemas cardíacos. Como vemos, la relación que existe entre dos cuestiones en teoría no conectadas como lo son el tabaquismo y la salud dental tienen muchas más cosas que ver entre sí que lo que realmente llegamos a pensar.

Es el tabaco el causante de muchos de los problemas dentales de los españoles. Según nos han comentado los profesionales de la Clínica Dental Galván Lobo, todavía no hemos puesto las medidas necesarias para acabar con este tipo de problemas. Cada vez más gente padece algún tipo de problema dental que es derivado del tabaquismo: la halitosis es un buen ejemplo de ello. Y pocas cosas hay más desagradables que eso. Cuidar nuestros dientes es algo que no solo depende de cepillarlos, sino también de dejar el tabaco de lado.

¿Mejoraremos o seguiremos igual?

Esta es la pregunta del millón en un momento como este. Nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que va a pasar en lo que al consumo de tabaco se refiere. Hay gente que opina que depende de los indicadores económicos. Pero visto lo que ocurre en Grecia o en Suecia, no nos podemos fijear demasiado de esa afirmación. Hay que poner todos los medios para tratar de rebajar el consumo y las campañas publicitarias que lleva a cabo el Gobierno son una buena medida para tratar de cumplir ese objetivo.

Concienciarse es muy importante para paliar este tipo de problemas y eso es lo que les está costando a la mayoría de fumadores. Hay muchos y muchas que, lejos de cambiar sus hábitos, prueban nuevas maneras de fumar u otros tipos de tabaco pensando que lo que hacen es mucho más beneficioso. Y nada más lejos de la realidad. Fumar es malo se mire por donde se mire. Y nuestros dientes pueden ser la mejor prueba de ello. Si mantenemos el consumo de tabaco en España, es bastante probable que el principal problema dental que tengamos sea como consecuencia de los cigarrillos.