8 claves para evitar el ojo seco

8 claves para evitar el ojo seco

El síndrome del ojo seco es una enfermedad más común de lo que parece y que puede llegar a ser bastante molesta. Y es que entre los síntomas de esta afección ocular se encuentra irritación, sequedad, picor, fatiga, dificultad o problemas en la visión y sensación de arenilla en el ojo o de tener un cuerpo extraño en la superficie ocular.

Los tratamientos para el ojo seco varían en función de la causa. “Es importante estudiar detenidamente a cada paciente, ya que si no se determina qué es lo que ocasiona el síndrome de ojo seco, el tratamiento nunca será el adecuado y no se conseguirá una mejoría. Además, hay que indicar que el curso del ojo seco suele ser crónico, con períodos de mejoría y empeoramiento”, explican desde Estética Ocular, clínica de cirugía plástica ocular de la Dra. Cecilia Rodríguez.

Pero a pesar de que no exista un tratamiento único para poner fin al ojo seco hay diferentes claves que ayudan a evitar la aparición de esta afección ocular y a reducir sus síntomas. Y en este artículo vamos a conocer los 8 más efectivos.

  1. Utiliza correctamente las lentes de contacto

Una de las causas por las que se produce el síndrome del ojo seco es por la mala utilización de las lentes de contacto. Muchas personas llevan las lentillas puestas más horas de las permitidas, no realizan un mantenimiento adecuado de los productos, exceden el tiempo de uso de las lentes o no se ponen el tipo adecuado para sus ojos. Y todas estas cuestiones hay que evitarlas para no sufrir el síndrome de ojo seco.

  • Evita el aire acondicionado directo

La sequedad en muchas ocasiones se produce debido al aire acondicionado, especialmente el del coche porque incide de manera directa en la cara y los ojos. Por eso hay que evitar el aire acondicionado directo, es decir, si vas en el coche cambia la dirección del aire para que no apunte directamente a tu cara. Así como no pongas una temperatura demasiado baja.

  • Hidrata los ojos con lágrimas artificiales

Las lágrimas artificiales son uno de los mejores alivios para las personas que sufren de ojo seco y que es ayudan a reducir los síntomas. Pero es importante consultar con el oftalmólogo cuál es el tipo de lágrima artificial más recomendable para tu caso, ya que existen diferentes tipos. Aunque en algunos casos tendrás que ir probando diferentes marcas hasta dar con la mejor para tu sequedad.  

  • Lleva gafas de sol

 Es importante que protejas tus ojos de los rayos solares, así que debes utilizar (especialmente en verano) gafas de sol con filtro solar. Además, al llevar gafas de sol también proteges tus ojos del viento y sirven como una barrera para evitar que cuerpos extraños entren en los ojos como arena de la playa o pequeños insectos. Pero es importante que las gafas de sol sean de calidad para evitar enfermedades y problemas oculares a largo plazo.

  • No te frotes los ojos

Cuando se sufre sequedad una de las primeras cosas que se tiende a hacer es frotarse los ojos, porque favorece la secreción lagrimal. Sin embargo, hay que evitar esta acción. Porque aunque alivia temporalmente es perjudicial a la larga. Entre las causas negativas que puede generar frotarse los ojos es la distorsión de la córnea, favorece la aparición de infecciones oculares e incluso puede provocar derrames oculares al ejercer presión excesiva sobre el globo ocular.

  • Descansa la vista de la pantalla

Las pantallas forman parte de nuestro día a día, desde el ordenador del trabajo, la televisión como manera de ocio o el móvil para estar al día de las publicaciones de redes sociales o simplemente para estar en contacto con amigos o familiares. En definitiva, todos pasamos gran parte de nuestro día a día delante de una pantalla. Y es perjudicial para la vista, entre otros motivos, porque favorece la sequedad ocular.

Así, los expertos recomiendan descansar la vista de la pantalla de vez en cuando. Hay una regla que dice que hay que estar 20 minutos utilizando en el ordenador, descansar después otros 20 minutos y después volver a poner la vista en la pantalla. Sin embargo, puede ser suficiente que hagas pausas cada cierto tiempo como 10 minutos cada media hora. Este tiempo puedes aprovecharlo para descansar la vista del todo y así favorecer todavía más la secreción lagrimal. Aunque si por ejemplo estás en el trabajo puedes descansar la vista del ordenador y hacer otras tareas en las que no sea necesario mirar a la pantalla como ordenar las facturas en papel, llamar a tus clientes o simplemente leer documentos en papel. Pero lo mejor es descansar la vista del todo y no forzarla con la lectura.

  • Haz gimnasia ocular

Sí, la gimnasia ocular es beneficiosa por muchos motivos y uno de ellos es para reducir las posibilidades de aparición del síndrome de ojo seco, así como también ayuda a disminuir los síntomas.

Existen diferentes ejercicios de gimnasia ocular como realizar varios bostezos seguidos, parpadear de manera lenta, cerrar los ojos durante 10 segundos y después abrirlos poco a poco… Son muchos los ejercicios de gimnasia ocular que hay, pero deben estar aconsejados para mejorar la calidad de película lacrimal.

  • Di adiós al tabaco

Y la última clave para evitar la aparición de ojo seco, así como para reducir los síntomas es decir adiós al consumo de tabaco. Y es que el humo de los cigarrillos provoca sequedad en los ojos. Además, si tú no fumas es también perjudicial que estés cerca de un fumador porque el humo te puede afectar de igual manera.

En definitiva, estos 8 consejos son los más efectivos para evitar la aparición de este síndrome tan común en la sociedad y para reducir los síntomas en caso de tener la afección. Aunque es importante determinar las causas de la enfermedad y acudir a un profesional para que aconseje el tratamiento más oportuno para el síndrome.