Cuida tu salud

Buena dentadura, buen corazón

Mucha gente no es consciente de la importancia que tiene una buena dentadura, salud bucodental que se dice, a la hora de no tener problemas con el corazón. Mi abuela siempre me dijo que la salud y la enfermedad entraba por la boca, y creo que, como en casi todo, llevaba razón. Vamos a hacer un breve, pero intenso, resumen de cómo una boca mal cuidada puede afectar a la hora de tener problemas cardiovasculares.

No cabe duda de que los pacientes con enfermedad periodontal tienen más riesgo de presentar un episodio coronario. No se dispone de una evidencia concluyente de que dicha relación sea causal ni tampoco de su magnitud, pero está claro que la vinculación existe. Un ejemplo es que los pacientes con periodontitis más agresivas, normalmente aquellas que se desarrollan a edades más jóvenes, son los que tienen más riesgo de padecer un evento cardiovascular en el futuro.

En las enfermedades periodontales se libera en la sangre una gran cantidad de factores inflamatorios que pueden depositarse en diferentes órganos, y uno de ellos es el corazón. Las enfermedades periodontales o de las encías están causadas por bacterias; son, por tanto, infecciones bucales. Una de las consecuencias de esta infección a nivel local puede ser el inicio o desarrollo de inflamación general o sistémica, que puede acarrear distintas implicaciones para la salud del paciente, dependiendo de la parte del organismo sobre la que actúe.

El tratamiento de la periodontitis puede reducir los niveles de proteína C-reactiva3 al rango considerado de bajo riesgo cardiovascular. La vinculación entre enfermedad periodontal y cardiovascular resulta especialmente sugerente y evidente en las enfermedades cardiovasculares en las que hay daño en las arterias, ya que «esto conlleva un proceso generalizado de inflamación.

Para confirmar estos datos se han realizado diferentes estudios. Durante nueve años se midió la evolución de 50.045 adultos de la provincia iraní de Golestán que, con edades comprendidas entre los 40 y los 75 años, respondieron a distintos cuestionarios sobre sus hábitos de higiene dental, uso de prótesis dentales, cepillado y número de piezas dentales cariadas, empastadas o directamente perdidas. La cifra de participantes fallecidos ascendió a 3.820, registrándose 1.981 decesos por enfermedades cardiovasculares y 839 por distintos tipos de cáncer. Los datos no engañan y está claro que la mala salud bucodental parece que tuvo bastante que ver con muchas de estas muertes.

¿Qué hacer?

Está claro. El cepillado de los dientes dos o más veces al día puede reducir significativamente el riesgo de mortalidad por cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Y sobre todo, la visita periódica al dentista. Por ejemplo en la Clínica Dental Helios ofrecen un amplio abanico de tratamiento dentales. Aquí podrás disfrutar de una sonrisa sana, con la tranquilidad de estar en un lugar donde emplean lo último en tecnología e investigaciones, para la seguridad de sus pacientes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su última Asamblea Mundial ha preconizado la integración de las políticas preventivas y de promoción de salud entre la salud bucodental y la general, por eso, los Gobiernos a través de sus programas de educación deberían prestar más atención a estos problemas. Y es que según la Encuesta Nacional de salud, ocho de cada diez españoles mayores de 35 años sufren problemas en sus encías. Un largo camino por recorrer.